“Alberto era epiléptico y lo querían hacer pasar por histérico”

Así lo manifestó Carlos Pinto, el hermano de la víctima del ataque feroz que realizaron los penitenciarios de la Unidad 9 en La Plata. Fue el primer testimonio de los más de 200 que se esperan a lo largo del juicio en la ex – Amia.

SECRETARÍA DE PRENSA APDH La Plata

(26ABRIL2010) Luego de cuatro audiencias de lecturas, planteos y resoluciones, cuatro personas hicieron uso de la palabra en carácter de testigos en el Tribunal Oral Número 1 de La Plata en una extensa jornada que comenzó a las 10.30 de la mañana y concluyó a las 24.

Pasadas las 10:30hs, el Juez Dr Rosansky leyó el pedido de la Doctora Alicia Peralta de dejar sin efecto la citación del testigo Guillermo Segalli.

SOBRE EL IMPUTADO COSSO

Luego de la lectura, el imputado Elvio Osmar Cosso fue llamado a sentarse en la silla de los testigos con el objetivo de saber si escuchaba y si se encontraba  en condiciones de entender lo que trascurriera durante la audiencia.

Cabe recordar que en la última audiencia el abogado de Cosso, Dr. Flavio Gliemmo, alegó que su cliente tenía problemas auditivos por lo que no pudo escuchar las lecturas que se efectuaron los primeros días de este juicio. Por tal motivo, el Tribunal resolvió que los abogados defensores le hicieran la lectura requisitoria de elevamiento a juicio entre el miércoles y el viernes pasado.

Una vez aclarada la situación, se lo citó a Cosso para realizar la declaración indagatoria, quien esta vez sí escuchó las preguntas efectuadas por el Dr. Rosansky. Al igual que el resto de los imputados en la causa, Cosso se negó a declarar.

PRIMER TESTIGO

Tras un cuarto intermedio el tribunal solicitó el ingreso de Carlos Pinto en carácter de testigo, hermano de Alberto.

El declarante comenzó su relato recordando algunos momentos que compartió junto a su hermano. Mencionó además las actividades que realizaba, sus pasiones como el básquet y el ajedrez, sin dejar de lado el alto compromiso que tenía como militante.

Pinto hizo referencia a la enfermedad que padecía su hermano la cual comienza a manifestarse tras un desmayo que sufre a los 17 años. Ante el episodio, los médicos le diagnosticaron ritmia cerebral.

También refirió que aquel momento era muy delicado tratar una enfermedad como la epilepsia y que se necesitaba”un trabajo de artesano”.

Carlos recordó que a su hermano lo detuvieron el 24 de abril de 1977 y lo llevaron a  una partida de la Unidad Policial de Río Cuarto, donde lo encierran sin blanquearlo. “Advertí el problema ante los médicos por no recibir ninguna atención”, expresó el testigo.

Alberto permaneció  40 días en la Unidad Regional y luego lo trasladaron a la cárcel Provincial de Río Cuarto. Militaba en el peronismo de base.

En referencia a su llegada a la Unidad 9, Carlos manifestó que el día  27 de octubre del 1978 lo trasladan a La Plata en un avión Hércules. Aquí el testigo remarcó que a su hermano lo querían hacer pasar por histérico y no le creían que tenía epilepsia.

También refirió que en dicho viaje,  amenazan con tirarlo al momento que Alberto comienza a sufrir una fuerte convulsión.

El testigo recordó la visita que realizo al Penal el  9 de noviembre de 1978, expresó que su hermano “estaba demacrado” y que Dupuy no le concedió una entrevista que el había solicitado. Agregó también que su hermano nunca fue atendido por lesiones ante la epilepsia.

Ante la pregunta del Tribunal si había tenido contacto con el Director del Penal Dupuy, el testigo respondió que una vez Internado su hermano en el Instituto del Tórax lo ve a Dupuy, el cual le manifiesta: “Se ve que los muchachos se equivocaron”, haciendo alusión a los gendarmes que habían torturado a Alberto y al estado en que lo habían dejado.

El hermano de Alberto recordó que tenía hematomas en todo el cuerpo y le faltaban varios dientes. “Caí desplomado cuando lo vi”, expresó. Alberto Pinto estuvo 3 meses y medio en el Instituto del Tórax hasta que murió el 5 de marzo de 1979. “Prácticamente era un esqueleto”, recordó su hermano.

EL PEDIDO DE LA DOCTORA GODOY

Vale mencionar que antes de comenzar las declaraciones hubo una petición de la  Dra Guadalupe Godoy para revocar detención domiciliaria y trasladar a prisión penitenciaria a cuatro imputados: Fernández, Cosso, Fernández y Romero.

“Nos basamos en la naturaleza de los delitos, porque no hay una enfermedad terminal” mencionó Godoy, y agregó: “Si permanecen fuera del servicio penitenciario pueden causar accidentes en el desarrollo de los hechos como presionar a algún testigo”.

Asimismo, la querella pidió que se detenga a los tres médicos imputados porque están en situación de libertad.

El Fiscal Molina y los abogados defensores se opusieron. Los jueces aún no han dado una resolución al respecto.

This entry was posted in Audiencia 04/26 by apdhlaplata. Bookmark the permalink.

About apdhlaplata

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata es una organización no gubernamental cuyos objetivos son: Defender los Derechos Humanos en su acepción más amplia, contribuir a su enseñanza y a su difusión, dotar a esta temática de sólidos fundamentos jurídicos y académicos con una clara visión de futuro mediante la investigación y la docencia. Llevar adelante los reclamos de Memoria, Verdad y Justicia para nuestro pueblo. Llevar adelante el Juicio por la verdad, iniciado junto a otros organismos y particulares en 1998 ante la Cámara Federal de La Plata y a las causas penales derivadas del Juicio por la Verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s