Los testimonios comprometen cada vez más a los imputados

Por secretaría de Prensa- APDH LA PLATA

 (10MAYO)La jornada del lunes comenzó alrededor de las 10.30 ante la presencia de unas 80 personas en lo que se destacó una importante cantidad de alumnos de la Facultad de Ciencias Jurídicas que tomaban nota de los hechos. El juicio  lleva un mes de desarrollo y los testigos ya superan la docena. “No hay discriminación por la calidad de los testimonios, valoramos cada uno de ellos”, manifestaba la integrante de la querella, Dra. Marta Vedio ante las cámaras minutos antes del inicio de la audiencia.

 Previo al comienzo del primer relato la abogada de la querella Guadalupe Godoy le informó a los jueces que  Alberto Calvo podía concurrir a dar su testimonio por problemas de salud.

 RELATOS CONMOVEDORES

 Dalmiro Suárez mantuvo su tiempo de lenguaje durante el lapso de más de tres horas y media. Es que el santiagueño parece no haber perdido las costumbres y tradiciones de su ciudad natal y se explayó ante el Juez Rosansky con total tranquilidad y simpleza.

Su madre de 86 años observaba con atención las atroces declaraciones que se hacían poéticas con las declaraciones de su hijo. Mencionamos esto porque Suárez se hacía fuerte en el pabellón II de “la muerte” recordando las historias en el campo junto a su abuelo, mientras miraban la puesta al sol con la inmensidad de los verdes y el aire puro de sus rotundos silencios. Se preguntaba como sería la puesta al sol en los oscuros de la Unidad Penitenciaria Número 9. Ya había pasado por Brigada de Quilmes, puente 12 y el pozo de Banfield.

Luego con todo el tiempo del mundo se paró por indicaciones del Juez y descubrió con su mirada a los imputados Peratta, Fernández, Romero, Basualdo y Rebaynera. Con este último tuvo una historia particular porque fue quién más lo torturó en Unidad 9, como por ejemplo cuando lo hacía mirar por la mirilla de la celda para pincharlo con una lapicera sobre el ojo.  

  Sin desmesuras, prosiguió contando historias sobre esta autoridad policial de aquella época. “Cuando ponía música clásica salía a cazar. O sea que iba a buscar a los secuestrados y le hacía todo tipo de torturas y tormentos”, expresó sobre el “Nazi” Rebaynera.

 Pero algo para destacar dentro de todas las atrocidades y extremidades provocadas sobre la vida humana el testigo contaba las vivencias dentro del penal. “Siempre tuvimos el espíritu de supervivencia”, dijo, y agregó que la forma de darse fortalezas con los compañeros era hablar de cosas cotidianas como el fútbol y la familia.

  En las celdas de castigo (los chanchos), vivió uno de sus peores momentos, a tal punto que junto a otro detenido dormían desnudos sobre una mesa de 70 centímetros de largo y en pleno invierno. Sobre la estrategia que tenían para mantener su cuerpo con una temperatura adecuada, arguyó: “Saltábamos y nos dábamos golpes en la espalda para darnos calor”.

  Con respecto a los médicos el testigo no dudó de la complicidad por los hechos acontecidos y contó que una vez solicitó que le sacaran una muela dañada, por lo que el personal médico acudió, pero le retiró otra que estaba en buen estado, a modo de provocación.

 LA REQUISA DEL 13 DE DICIEMBRE

 Como la mayoría de los testigos Suárez hizo hincapié y desarrolló a modo de crónica lo que fue un punto de ruptura en Unidad 9 que fue el cambio de autoridades cuando asumió la dirección Dupuy:

“Estaba en la celda con un compañero de apellido Román, que parecía menor de edad. Gritaron -ahí viene la patota, hay requisa-. Abrieron puertas, empezaron a los garrotazos. Era como una estampida de animales. Nos hacían correr, nos pasaban por encima. Tuvimos que bajar una escalera. En cada puerta que se abría había 3 o 4 empleados penitenciarios con garrote, con gomas.”           

 En síntesis, según el testigo se pegaba con lo que se tenía a mano. “Caerse significaba recibir patadas en la cabeza, en el cuerpo. Hasta llegar a la reja que daba a las escaleras. Había gente de penitenciarios y también pegaban. Algunos rodaban por las escaleras. Tratábamos de cubrirnos y ayudar al compañero”, agregó.

 LA FAMILIA

 El testigo declaró que eran tantas las veces que allanaban su casa que el padre les decía a los policías: “Pasen, ya conocen el lugar”.

Es que Suárez fue uno de los tantos detenidos en su núcleo familiar. El accionar represivo hizo secuestrar a dos de sus hermanos, a su novia, un cuñado y la lamentable situación de un sobrino nacido en cautiverio.

Vale agregar que la abogada de la querella Marta Vedio solicitó al Tribunal la citación de “Flecha” Vilches, a quién nombró el testigo como otro de los detenidos en Unidad 9 y que fue “brutalmente” golpeado por Peratta, uno de los imputados, según recordó.

  “Los médicos eran personal del servicio penitenciario, se comportaban en consonancia con el régimen”.

 Palabras de otro de los testigos que no hacen más que dejar al descubierto el papel de los médicos que actuaron en la Unidad N 9.Rubén Aníbal Jantzon se hizo presente en la tarde del lunes para brindar sus testimonio de lo acontecido durante los años de terror que se vivieron dentro de la Unidad.

 El testigo no titubeó al relatar sus épocas de militante; “Era dirigente Socialista del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería de Santiago del Estero”.

 Apelando a su memoria, recordó que fue detenido el 5 de enero de 1975 y permaneció en la cárcel de Santiago del Estero hasta noviembre de 1976 cuando es trasladado a la Unidad 9.

Los responsables de dicho traslado fueron oficiales de la fuerza aérea y agentes del servicio penitenciario,  a quienes el testigo también señaló como los encargados de robarle su anillo de casado.

 Como ya señalaron muchos de las víctimas que han pasado por este juicio, Jantzon fue una voz más que señaló la “calida bienvenida” que le dieron al llegar a la Unidad 9.:” Me pegaron un puntapié en el pecho, lo que me generó convulsiones, a lo que siguieron más patadas y trompadas”, sostuvo el testigo, quién  señaló a “cabeza de candado” como el agente que más golpes le efectúo.

Uno de los momentos más terribles que soportó en la Unidad 9 lo vivió en las duchas. Un guardiacárcel conocido como “el sanjuanino” era un profesional encargado de reprimir, sobre todo a los judíos o que tuvieran ascendencia judía. En una oportunidad este personaje lo  hizo bañar con agua fría en pleno invierno “hasta que se le gastara el jabón”.El testigo recordó que el guardiacárcel “lo miraba constantemente” para ver si tenia la circuncisión. Luego le preguntó si era judío y ante la negativa, le permitió enjuagarse y no lo castigó más.

 La victima también hizo referencia a como tomaban agua durante el tiempo que permanecían en “los chanchos”: “Tenía que esperar que tiraran la cadena para tomar de la letrina. Si uno no se apuraba a juntar agua con el jarrito se mezclaba con el orín o con la materia fecal”.

“Cabeza de candado”, “el Nazi”,”Sargento Basualdo”, “El Sanjuanino”, son algunos de los nombres  que el testigo recordó haber escuchado durante los años que permaneció detenido.

This entry was posted in Audiencia05/10 by apdhlaplata. Bookmark the permalink.

About apdhlaplata

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata es una organización no gubernamental cuyos objetivos son: Defender los Derechos Humanos en su acepción más amplia, contribuir a su enseñanza y a su difusión, dotar a esta temática de sólidos fundamentos jurídicos y académicos con una clara visión de futuro mediante la investigación y la docencia. Llevar adelante los reclamos de Memoria, Verdad y Justicia para nuestro pueblo. Llevar adelante el Juicio por la verdad, iniciado junto a otros organismos y particulares en 1998 ante la Cámara Federal de La Plata y a las causas penales derivadas del Juicio por la Verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s