Torres: “Había visitas, pero se vivía como en un campo de concentración”

Fue uno de los testigos que declaró por lo sucedido en Unidad 9 en la dictadura. Se destacó un hecho lamentable: según la Doctora Godoy, se pudo escuchar al imputado Acuña insultar en plena audiencia. Fue el mismo que hizo la señal de la V el día del inicio del juicio.

Secretaría de Prensa y Difusión

APDH La Plata

(17MAYO2010) Eduardo Alberto Torres se abraza luego de declarar junto a su familia. Hay lágrimas de emoción. Lágrimas de descargo por saber que se dijo lo acontecido. Fue el tercero de las cuatro personas citadas por el Juez Rosansky para declarar en el edificio de la Ex – Amia.

“El objetivo de ellos (los penitenciarios) era que nos sintiéramos no personas”, dijo, y agregó: “La única diferencia con los campos de concentración era que podían venir visitar, pero las condiciones eran similares”.

Al igual que el resto de los testigos, Torres puso como foco en cuestión la requisa del 13 de Diciembre cuando se anunció el cambio de autoridades y Dupuy tomó el mando de Unidad 9. Luego de obligarlos a desnudarse, les hicieron agachar la cabeza y salir corriendo por los pasillos. El resto, conocido: “Tenían palos, nos golpeaban, intentaban poner la traba con los pies para poder increparnos con más claridad”, destacó. En síntesis, fue solo un detalle de las deplorables condiciones en las que vivían por esos años de dictadura.

Por lo manifestado, a partir de 1976 llegaron presos políticos de distintos puntos del país, por lo que el testigo recordó un caso puntual, el de Caldarola: “Lo internaron en el San Juan de Dios porque en los chanchos le rompieron los riñones”. Estas situaciones hacían que cada una de las víctimas no sepa del su futuro, como tampoco el de su familia. Es que se castigaba por cualquier motivo, con torturas que iban desde pegar de forma constante en la planta de los pies hasta aplaudir los oídos por tiempo indeterminado provocando daños irreversibles.

EL INSULTO DEL IMPUTADO Y LA AUSENCIA DE UN TESTIGO

La abogada de la querella Doctora Guadalupe Godoy le comunicó al Tribunal que el testigo Alfredo Nicolás Battaglia no se iba a presentar (tenía previsto declarar hoy) debido a que se hizo presente en otra causa en Mar del Plata y no estaba en condiciones de presentarse en una fecha tan próxima.

Por otra parte, en el momento que se encontraba testimoniando Niselsky la querella advirtió que los imputados charlaban entre sí y provocaban molestias al ignorar lo que sucedía en la audiencia. Acto seguido, Godoy le informó al Juez Rosansky que el imputado Acuña habría dicho “hijo de puta”, en relación al testigo.

Vale recordar que Acuña fue quien el primer día de audiencia hizo la “V” con los dedos a los presentes, en una situación de provocación.

LAS PALABRAS DE NISELSKY

La valentía de esta persona para declarar se puede ver en la atroz historia personal, porque a su mujer la secuestraron y la mataron las fuerzas militares. Pedro Niselsky fue secuestrado un día después del golpe militar junto a otras cuarenta personas para llevarlos a la Escuela Naval. “Como cualquier obrero, era un gremialista que peleaba por mejores las condiciones de trabajo”, dijo. En ese entonces, trabajaba en la fábrica de Astilleros.

Luego de torturas y simulacros de fusilamiento, lo llevaron a la Unidad 9, donde se encargó de mencionar que todos los detenidos sufrieron puntapiés, trompadas y todo tipo de torturas y tormentos. Al igual que Torres expresó lo que sucedió con el compañero de celda Zabala, quien fue golpeado brutalmente el día de la requisa del 13 de diciembre de 1976 porque miró a los oficiales cuando la orden era tener la cabeza gacha. “Me acuerdo escuchar el ruido de la mandíbula con los golpes porque después he visto como tenía la cara desfigurada”, arguyó Niselsky.

Según los testimonios la atención médica fue nula e incluso veían a personas con guardapolvos blancos que se complotaban con las autoridades del penal.

Con respecto a la muerte de su señora, el testigo se quebró emocionalmente cuando recordó las amenazas de los militares en un interrogatorio que luego se concretaron: “Va a ser mejor que hables porque tu mujer no te va a venir a visitar más”, le dijeron.

Además destacó las tres veces que lo visitó un oficial del ejército Sanchez Toranzo y que le ofrecía la liberación próxima. Tras pasar por diversos pabellones por Unidad 9, Niselsky fue liberado en noviembre de 1980.

TORTURADO A LOS 16 AÑOS

Juan Cristóbal Mainer fue secuestrado en Buenos Aires junto a su madre Luci Matilde Gómez, su hermana Maricel Marta Mainer y su cuñado Ramón Barballe a un lugar que no pudieron precisar donde fueron torturados. Tras pasar por la Superintendencia de Seguridad Federal Coordinación Federal desde el 13 hasta el 31 de Octubre y la cárcel de Devoto por 20 días, fue trasladado a Unidad 9 junto a “más de 100 personas” en un gran operativo.

Los pusieron en un gran salón y los distribuyeron. “Los vamos a matar subversivos apatrias”, le mencionaron. La víctima fue a parar al pabellón 6 donde recibió golpes y amenazas de muerte, y los primeros tres días recibieron aislamiento. Solo le daban comida pero no tenían nada más.

“Era menor de edad, tenía 16 años, y cumplí 17 el 12 de octubre de 1976. Era el más chico de la cárcel. Cada cuatro horas me ponían un arma en la cabeza y me amenazaban de muerte”, dijo según los primeros días de detención en La Plata.

LOS MÉDICOS, LA CRUZ ROJA Y LA CIDH

Además de la tortura física, había tortura psicológica y bromas de mal gusto como eran hacerle creer que iba a ser liberado con felicitaciones de las autoridades. Sumado a esto, los médicos ignoraban las condiciones infrahumanas: “no tiene nada, que siga acá”, recordó Mainer que le expresaron luego de haber sufrido golpizas en los chanchos., y agregó: “Nos atendían arbitrariamente. Podías estar una semana por morirte que no pasaba nadie a verte. Había compañeros como los Driver o Bravo que estaba en condiciones lamentables”.

El testigo aclaró que integrantes de la Cruz Roja y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos los visitaron en septiembre de 1977 para saber como era la situación que atravesaban los detenidos. “Me acuerdo que las autoridades nos amenazaban previamente para que no digamos nada porque el castigo iba a ser mayor”, argumentó.

Por último Mainer habló de la visita que le hicieron sus hermanos Pablo Joaquín y María Magdalena en dos ocasiones al penal. Según lo dicho fue en el despacho del Director Dupuy. En la charla sin penitenciarios los hermanos de Juan le encomendaron exiliarse a otro país junto a ellos, aspecto que nunca se concretó porque ambos están desaparecidos.

ÚLTIMA DECLARACIÓN

“PENSÉ EN MORIRME POR LA PRESIÓN PSICOLÓGICA”

El último testigo de la fecha fue David Andenmatten, secuestrado el 27 de mayo de 1976 en la ciudad de Córdoba donde fue detenido y torturado en el transcurso de dos años, para pasar luego seis meses a la ciudad de Río Cuarto.

El 27 de octubre de 1978 fue traslado junto a otros compañeros en un avión Hércules, todos encapuchados hacia la Unidad 9 de La Plata.

En el viaje Alberto Pintos, otro de los detenidos, sufrió ataques de epilepsia pero los captores no le creyeron, o no quisieron creerle.

Cuando llegan a la ciudad los llevaron en un camión, del cual “los hacen bajar corriendo a los gritos”. Es ahí donde reciben fuertes patadas y trompadas.

David Andenmatten permaneció en Unidad 9 durante siete meses, y según declaró sabía que Pintos permaneció en el pabellón número 3. A los pocos días de permanecer en la unidad comprendió cual era el sistema de trato, diferente al de Córdoba.

El testigo manifestó ante el Tribunal Oral que Pintos era una persona disminuida físicamente, que sufría de su enfermedad y no tenía medicamentos. Luego destacó que siempre entre los compañeros cordobeses intentaron protegerlo. “Si no fuera por los compañeros habría muerto allá”, confesó.

Sintió la dureza del sistema, la tortura psicológica, un acoso constante e individual, y que debían estar atentos a no salir de las normas de la unidad. “Salir de las normas significaba castigo, castigo igual a los chanchos, torturas”, sinceró, y agregó: “Pensé en morirme ante la presión psicológica que me causaban”.

DATOS SOBRE PINTOS

Se enteraron sobre su compañero que lo llevaron a los chanchos y que de ahí lo sacaron moribundo. Pintos sufrió esta sanción porque el era tan débil que por su torpeza un día se llevo por delante un guardia. Eso “generó que lo llevaran a la celda de castigo”, por lo que luego se negó a firmar un papel para que dijera que el era terrorista, y el testigo lo destacó como “un acto de coraje, que otros no supieron tener”.

Andenmatten recordó tres nombres de los médicos que trabajaban en dicha unidad, y nombró a Herrera, Corsi y a Gurío. “Los médicos sabían que esta persona estaba enferma y ellos confirmaban que le podían seguir pegándole. A Ortiz que lo tuvieron que operar de la vejiga, los médicos sabían por que motivo era”.

Según el testimonio Machado, Morell y Videla eran los encargados de torturar. Hechos que fueron denunciados ante la visita de la Cruz Roja a la Unidad.

“Pintos murió por ser el más débil, como los guardias salían de caza agarraron al más débil. La unidad 9 opero un plan sistemático de exterminio, físico como síquico” concluyó.

This entry was posted in Audiencia 05/17 by apdhlaplata. Bookmark the permalink.

About apdhlaplata

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata es una organización no gubernamental cuyos objetivos son: Defender los Derechos Humanos en su acepción más amplia, contribuir a su enseñanza y a su difusión, dotar a esta temática de sólidos fundamentos jurídicos y académicos con una clara visión de futuro mediante la investigación y la docencia. Llevar adelante los reclamos de Memoria, Verdad y Justicia para nuestro pueblo. Llevar adelante el Juicio por la verdad, iniciado junto a otros organismos y particulares en 1998 ante la Cámara Federal de La Plata y a las causas penales derivadas del Juicio por la Verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s