“Que Dios ilumine al Tribunal para que haya diferenciación”

 

Así le dijo el abogado defensor del médico Corsi a los jueces. Con esto, reconoce el accionar aberrante de los policías  y busca dejar a salvo el rol de su defendido. Además expresó que complicó “espiritualmente” su vida desde que empezó el juicio.

 POR SECRETARÍA DE PRENSA

 APDH LA PLATA

 – Primer informe de la jornada –

 (4OCTUBRE2010) En la sede de la Ex – Amia hay expectativa y tensión porque el juicio se acerca a su fin. Es que según dijeron los abogados si todo marcha como lo pensado el veredicto se daría esta semana, y por lo pronto hoy se dio el turno de los alegatos de la defensa.

 “Hay una suerte de magia contaminante. El Tribunal debe separar la paja del trigo”, dijo el defensor Dr Granillo Fernández, quién fue el primero en hablar, y destacó la “inocencia” de su defendido en una hora de exposición. Además, le dijo a la familia de Pinto que él no es un enemigo de ellos, sino que la vida a veces lo pone en un lugar donde “tiene que elegir”.

 En el primer tramo de exposición desmintió los informes realizados que presentó la querella y dijo que la firma de Corsi es falsa, ya que lo determinó una perito de la Corte. “Este sumario administrativo es un invento frente a un hecho que fue denunciado por el jefe Dupuy a la justicia”, arguyó.

 Lo que argumentó el abogado es que en esa impronta de denuncia el delito era otro. “No hay que olvidar que era por otro hecho, nunca fue por omisión de torturas. Sería por homicidio culposo que no tienen ninguna validez”, dijo.

 Según Fernández el sumario administrativo es el origen de “este invento” de imputación a Corsi. Así mencionó que solamente un tal testigo Álvarez lo señaló. “La confusión es entendible, esto se ha hablado acá, pero no ha habido nunca nadie que haya dicho que vio a Corsi en la celda de castigo. Nadie dijo esto, ni algo preciso y serio”.

 Otro de los aspectos que expresó el abogado defensor es con respecto a las  fotos de los imputados que fueron exhibidas en espacios públicos como aspecto que haría dudar de la sinceridad de los testigos para señalar a los penitenciarios y médicos en la audiencia.

 Luego, volvió a referirse del informe que consta en actas sobre la actuación de Corsi en la Unidad 9: “Esta ficción desvanece las imputaciones. No tiene seriedad. En este sentido no podemos partir de suponer que el informe puede ser resucitado”, expresó.

 Para Fernández su defendido era una persona de “militancia social y política”, y  “no era un torturador”, ya que se jugaba por los suyos (sic). Luego agregó: “yo lo conozco desde las épocas jóvenes. Siempre fue una persona adecuada a la Constitución Nacional. Además no tiene el perfil que se requiere para cierto tipo de delitos”, cuestión que llamó la atención en los presentes por el carácter discriminatorio de la idea, ya que habla sobre la base de un prototipo de delincuente. 

 Por tal motivo, el abogado dijo que está “orgulloso” de defender a Corsi, sumado a que a veces “la vida” lo pone en un lugar que tiene que elegir. Por eso le dejó un mensaje al Tribunal: “hay que separar la paja del trigo”. Es decir, no vincular el accionar ilegal de los policías con el accionar que se acusa a los médicos. “Hay que diferenciar a los que hicieron abuso del poder”, sentenció.

 Con respecto a la relación de Corsi con respecto al Servicio Penitenciario Bonaerense, esgrimió que “prácticamente no la hubo”, e incluso deslizó la idea de que “Creyeron que el Dr Corsi era un agente encubierto porque nadie lo conocía”.

 Granillo Fernández hasta se dio tiempo para reflexionar sobre las condiciones actuales de la Unidad 9, y admitió que “es doloroso que en el presente la situación que motiva este hecho permanezca tal cual”.ya que “en las celdas de castigo permanece la concepción inhumana”.

 En fin, el abogado pidió sentencia absolutoria: “El hecho debe ser inexistente porque no ha sido probada la omisión de auxilio”, y dejó en claro que las querellas trataron de forzar los hechos ya que según manifestó hablar de co autoría es “querer lo que no se tiene”.

 Planteo luego en cuanto a la autoría la falta de prueba y el estado de inocencia. “Debo decir que desde lo jurídico ni la querella de Ponce Núñez y Rodríguez que piden 18 años, ni el resto, ninguno de ellos es acertado porque no tienen un hecho probado”, concluyó.

“Este Tribunal carece de objetividad”

 Adriano Liva defiende al imputado Ramón “Machado” Fernández, y lo primero que le dijo al Tribunal es que solo cumple su obligación como defensor oficial, ya que constituye un juicio a la cuestión histórica.

 Luego, lanzó críticas hacia los jueces: “Considero que este Tribunal carece de objetividad, ecuanimidad e imparcialidad. Hago las reservas del caso”, indicó.

 Lo que realizó luego fue el planteo general de nulidad de testimonios porque “no se respetaron” los requisitos mínimos de legalidad como por ejemplo las fotos publicadas en Internet y espacios públicos.

 Además de dar argumentos de supuestas contradicciones de testigos, criticó el rol de las autoridades del Juicio por la Verdad ya que  la fiscalía sugiere nombres a los que declaran para ver si los ubican. “Hubo inducción indebida y los testimonios han sido manipulados”, expresó al respecto.

 Además esgrimió que su defendido en la requisa del 13 de diciembre porque Fernández se recibió el 10 de diciembre de 1976 y le designaron un destino el 25 de abril de 1977.

 Minutos después solicitó al Tribunal que se declare la nulidad de Ribadeneira, Elizalde, Bettiol, Strelecky, Gutiérrez, Molina, Mogordoy, Corvalán, Podolsky, Suárez, Villanueva, Calotti, Brontes y Acquaviva (entre otros)

 “Sostengo que los testigo brindados durante este debate son inhábiles. Sostengo que las pretensiones acusatorias presentan declaraciones interesadas, carecen de credibilidad y la fragilidad de la prueba”, dijo Liva, y pidió la absolución “en forma lisa y llana” respecto de la acusación de autor material del hecho a Elizalde en la requisa, de provocar tormentos a 16 personas y de ser el autor material de las víctimas Guevara, Mogilner, Olivari, Fernández y Corvalán.

 “Mi defendido tuvo una carrera intachable y fue ascendido por gobiernos democráticos” dijo el abogado y completó: “Está probado que en la Unidad 9 había otras personas que eran oficiales y que tenían el mismo apellido”.

 Como argumentos a las implicaciones, dijo que las cuestiones disciplinarias no dependían de Fernández, como los castigos y demás ya que tenía un rango menor y dependía de otros. “Las condiciones edilicias y de higiene tampoco pasaban por su decisión”, aclaró.

 “Absuelto por duda”, pidió Riva al Tribunal, ya que según él este es un juicio cuya naturaleza no es otra que la jurídica y  no puede haber una forma distinta de mensuración de la prueba porque constituiría “una arbitrariedad”.

  Además pidió sobre el caso Pinto la nulidad de las pretensiones acusatorias de todas las querellas por violación del principio de congruencia y de la garantía de defensa a juicio. Por ultimó desarrolló la idea de que no son crímenes de lesa humanidad los que está acusado Fernández porque los mismos “son dolosos”, y según argumentó su defendido no formaba parte de ningún plan de represión como así tampoco vio o recibió órdenes de militares.

  “Considero que existe ausencia de elementos de prueba que autoriza imputar hechos a las víctimas. Tiene que ser declarada la absolución”, comentó, y finalizó que no debe ir a cárcel común en caso de condena porque cuenta con problemas de salud y eso sería perjudicial.

This entry was posted in Audiencia 10/04 by apdhlaplata. Bookmark the permalink.

About apdhlaplata

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos La Plata es una organización no gubernamental cuyos objetivos son: Defender los Derechos Humanos en su acepción más amplia, contribuir a su enseñanza y a su difusión, dotar a esta temática de sólidos fundamentos jurídicos y académicos con una clara visión de futuro mediante la investigación y la docencia. Llevar adelante los reclamos de Memoria, Verdad y Justicia para nuestro pueblo. Llevar adelante el Juicio por la verdad, iniciado junto a otros organismos y particulares en 1998 ante la Cámara Federal de La Plata y a las causas penales derivadas del Juicio por la Verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s