Los imputados

A continuación se detallan los nombres de los ex agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense que prestaron funciones en la Unidad Penal Nº 9 durante la última dictadura cívico-militar y que están imputados en la causa caratulada “Dupuy Abel S/ homicidios, torturas, tormentos y privación ilegítima de la libertad”. De los catorce imputados, tres serán juzgados por su responsabilidad como médicos lo que constituye un avance en el juzgamiento a los civiles que fueron el cimiento del terrorismo de Estado instaurado entre 1976y 1983.

 

ABEL DAVID DUPUY

Fue designado como Jefe de la Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata en noviembre de 1976 e ingresó al cargo el 14 de diciembre de ese mismo año y lo desempeñó hasta el 18 de Junio de 1980.

En ese sentido, como jefe de la Unidad, resulta imposible pensar que Dupuy  se mantenía ajeno a lo que acontecía tanto dentro como fuera de la Unidad Nº 9 de La Plata. El principal imputado será juzgado por los siguientes hechos:

– Homicidio de  Dardo Cabo, Roberto Rufino Pirles, Ángel Georgiadis y Horacio Rapaport y privación ilegal de la libertad de Julio César Urien

El Fiscal Federal calificó los hechos como constitutivos de los delitos de Homicidio Simple, reiterado en cuatro oportunidades y privación ilegal de la libertad cometida por un funcionario público en abuso de sus funciones. 

Privación ilegítima de la libertad de Guillermo Segalli, Gonzalo Carranza y Miguel Domínguez

En este caso, el fiscal calificó a Dupuy como partícipe necesario de los delitos de privación ilegal de la libertad cometida por un funcionario público en abuso de sus funciones. El imputado realizó un aporte esencial para la comisión de un hecho realizado por terceros, aunque no teniendo un rol en la ejecución del mismo.

– Homicidio de Juan Carlos Deghi

Abel Dupuy ocupó un rol fundamental en el asesinato de Juan Carlos Deghi. Esto queda demostrado por los comportamientos del Director al retrasar la liberación de Deghi y por las posteriores instrucciones de indicar el camino a tomar al salir del penal para sí concluir en su secuestro y posterior asesinato.

El fiscal calificó al imputado como co-autor material del delito de homicidio agravado en perjuicio de Juan Carlos Deghi.

– Tormentos seguidos de muerte en perjuicio de Alberto Pinto

La responsabilidad de Abel Dupuy como co-autor mediato de los tormentos seguidos de muerte en perjuicio de Alberto Pinto encuentra fundamento en la función jerárquica que desempeñó dentro de la unidad durante el período en que la victima estuvo detenida en la Unidad Nº 9. Dupuy autorizó el alojamiento de la víctima en las celdas de castigo bajo condiciones infrahumanas a sabiendas de que padecía epilepsia.  Ésto sumado a los tormentos recibidos desencadenaron el fallecimiento del interno.

– Privación ilegitima de la  libertad de Horacio Alejandro Micucci, Juan Destéfano y Juan Amadeo Gramano

El funcionamiento de la Unidad Nº 9 se encontraba dentro de una sistema criminal organizado por el Estado, donde los responsables del mismo eran concientes de ello y, además, asentían tal plan.

Dupuy es considerado responsable en las privaciones ilegítimas de la libertad de Micucci, Destéfano y Gramano por su rol como Director del penal. Las autorizaciones ilegales de traslados a los efectos de interrogar a las víctimas en Centros Clandestinos de Detención son la prueba principal en la cual se sustenta la responsabilidad de Dupuy, quien no podía estar ajeno a lo que sucedía con los presos dentro y fuera del penal.

En este caso, se calificó al imputado como co-autor mediato a través de la utilización de un aparato organizado de poder como constitutivo del delito de privación ilegal de la libertad cometida por un funcionario público en abuso de sus funciones.

– Tormentos agravados en perjuicio de 59 personas

 

ISABELINO VEGA

Fue designado como Segundo Jefe de la Unidad Penitenciaria Nº 9 el 30 de diciembre de 1976, cargo que asumió el 3 de enero de 1977. El imputado será juzgado por los siguientes hechos:

– Tormentos seguidos de muerte en perjuicio de Marcos Ibáñez

La responsabilidad de Isabelino Vega tiene sustento en su carácter de Segundo Jefe de la Unidad carcelaria Nº 9. Vega tenía la misión de secundar al jefe en el mando, el gobierno y la administración de la Unidad en caso de ausencia y, como consecuencia de ello, estaba interiorizado de todo lo que concernía a la misma. En tal sentido, absurdo es suponer que Vega desconociera las condiciones en las cuales se mantenía a los presos y los vejámenes a las que eran sometidos.

Frente a lo expuesto, el fiscal dictaminó al imputado como co-autor mediato del delito de homicidio agravado en perjuicio de Marco A. Ibáñez Gatica.

– Tormentos seguidos de muerte en perjuicio de Alberto Pinto

En este caso, en su carácter de segundo jefe de la Unidad, Vega es responsable como co-autor mediato de los tormentos seguidos de muerte de Alberto Pinto.

– Privación ilegitima de la libertad d Horacio Alejandro Micucci, Juan Destefano y Juan Amadeo Gramano.

Vega tiene una alta cuota de responsabilidad con respecto a este hecho ya que si bien los presos se encontraban a disposición del PEN, eso no impidió que fueran trasladados a diversos Centros Clandestinos de Detención mediante autorizaciones ilegales a los efectos de ser interrogados bajo tortura.

El fiscal calificó a Vega como coautor mediato –a través de la utilización de un aparato organizado de poder-como constitutivo del delito de privación ilegal de la libertad cometida por un funcionario público en abuso de sus funciones.

Tormentos agravados en perjuicio de 56 personas.

 

VÍCTOR RÍOS

Se desempeñó como Jefe de Vigilancia y Tratamiento de la Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata a partir del 30 de diciembre de 1976.

Según surge del Reglamento Interno del Servicio Penitenciario Bonaerense, el Jefe de Seguridad cumple la función de mantener la seguridad y la disciplina interna de la Unidad y el tratamiento educativo de readaptación de los internos. Debido a las responsabilidades del cargo, Ríos será juzgado por los siguientes hechos:

– Tormentos seguidos de muerte en perjuicio de Marcos Ibáñez

Ha sido comprobada la calidad de Ríos como funcionario Público y por ende se lo acusa como autor mediato del delito de homicidio agravado en perjuicio de Marcos Ibáñez Gatica.

– Tormentos seguidos de Muerte en perjuicio de Alberto Pinto

La responsabilidad de Víctor Ríos como co-autor mediato de los tormentos seguidos de muerte en perjuicio de Alberto Pinto, encuentra fundamento en la función jerárquica que desempeño dentro de la Unidad.  Ríos debió conocer los padecimientos que sufrió Alberto Pinto, el estado de salud en el que se encontraba y, en consecuencia, adoptar las medidas adecuadas para evitar que su situación empeorara.

– Privación ilegitima de la libertad de Horacio Alejandro Micucci, Juan Destéfano y Juan Amadeo Gramano

De acuerdo a la función que desempeñaba Víctor Ríos, es razonable pensar que conocía lo que ocurría cuando los presos a su cargo eran traslados fuera de la Unidad Carcelaria Nº 9 y que no evitaba que dichas prácticas se llevaran a cabo.

El fiscal calificó a Ríos como co-autor mediato-a través de la utilización de un aparato organizado de poder –del delito de privación ilegal de la libertad cometida por un funcionario público en abuso de sus funciones.

– Tormentos agravados en perjuicio de 57 personas.

 

 ELBIO OSMAR COSSO

Elbio Osmar Cosso se desempeñó como Director de Seguridad del Servicio Penitenciario Bonaerense y Subjefe Interino del organismo. Formó parte de un aparato organizado de poder que aplicó tormentos a 46 personas.

Además, el imputado tuvo una intervención directa en la aplicación de tormentos a Eduardo Zavala, por lo que el fiscal lo calificó como autor material del delito de tortura en perjuicio de Eduardo Zavala.

 

HÉCTOR RAÚL ACUÑA

Héctor Acuña, más conocido como “el oso Acuña”, cumplía la función de Subalcaide del Servicios Penitenciario Bonaerense dentro de la Unidad Nº 9.

En este caso, son múltiples los testimonios donde indican que Acuña torturó al interno Eduardo Zavala durante la requisa del 13 de diciembre de 1976. en efecto, se considera al imputado como autor material de un solo hecho de tortura en perjuicio de Eduardo Zavala.

 

 RAMÓN FERNÁNDEZ

Ramón Fernández fue miembro del Servicio Penitenciario Bonaerense y se desempeñó como Inspector de Vigilancia y Tratamiento de la Unidad Nº 9 hasta el 4 de septiembre de 1978, día en que fue asignado al área de Registro de Internos.

El imputado será juzgado por los siguientes hechos:

– Tormentos seguidos de muerte en perjuicio de Alberto Pinto

Según testimonios, el 15 de noviembre de 1978 Ramón Fernández alias” El manchado” junto con Catalino Morel llevaron a Alberto Pinto a la celda de seguridad donde lo agredieron brutalmente, lo que derivó en una lesión en el intestino de la victima. Esto conlleva a la precarización del estado de salud de Alberto Pinto, quien falleció posteriormente.

Por este hecho se lo considera a Ramón Fernández como co-autor material del delito de torturas seguidas de muerte en perjuicio de Albero Pinto.

– Tormentos en perjuicio de 16 personas.

 

JOSÉ LUÍS PERATTA

Peratta, alias “El Vietnamita” se desempeñó como adjuntor de la Unidad Carcelaria Nº 9 entre el 3 de diciembre de 1974 y el 31 de marzo de 1978.

Se lo considera como autor material del delito de tortura en perjuicio de nueve personas en concurso real.

 

SEGUNDO ANDRÉS BASUALDO

Basualdo cumplía el rol de Oficial Penitenciario dentro de la Unidad Nº 9. Se lo identifica como el “cabo Basualdo”, cargo que desempeñó desde 1974 hasta el 31 de diciembre de 1977. El fiscal lo calificó como autor material del delito de tortura en perjuicio de tres personas.

 

 VALENTÍN ROMERO

Romero alias “culito de goma” fue designado en 1966 guardián de la Guardia Interna de la Unidad Carcelaria Nº 9 y, a partir de 1977, se desempeñó en el área de Vigilancia y Tratamiento.

Con las pruebas reunidas se pudo comprobar la aplicación de tormentos de parte de Romero en perjuicio de siete personas durante se desempeñó en dicha Unidad Penal. El fiscal calificó al imputado como autor material del delito de aplicación de tormentos por parte de un funcionario público a los presos que guardaba, agravado por ser presos políticos y reiterados en siete oportunidades.

 

CATALINO MOREL

Morel se desempeñó como adjuntor en la Unidad Nº 9 entre el 1 de septiembre de 1975 y el 30 de diciembre de 1977, como Subalcaide entre el 1 de enero de 1978 y el 26 de diciembre de 1980, y como Alcalde entre el 1 de enero de 1981 y el 31 de diciembre de 1984.

Tomando como prueba la participación de Morel en la aplicación de tormentos en perjuicio de Alberto Pinto, se lo considera como co-autor material del delito de torturas seguidas de muerte. También será juzgado por tormentos agravados en perjuicio de tres personas.

 

CARLOS DOMINGO JURIO

Jurio se desempeñó como médico clínico de la Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata desde el 25 de noviembre de 1977 hasta el 18 de enero de 1979.

En este caso se lo calificó por omisión de evitar la comisión de torturas seguidas de  muerte en perjuicio de Alberto Pinto tras haber aprobado su permanencia en la celda de castigo en condiciones infrahumanas y agravantes para su salud.

El fiscal calificó a Carlos Domingo Jurio como autor material del delito impropio de omisión de torturas seguidas de muerte.

 

ENRIQUE LEANDRO CORSI

El doctor Corsi ingresó a la Unidad Penal Nº 9 en función de médico clínico el 26 de abril de 1977 hasta el 2 de abril de 1979.

Al igual que Jurio, omitió tomar los recaudos necesarios para evitar que se continuaran cometiendo tormentos en perjuicio de Alberto Pinto.

El fiscal calificó al imputado como autor material del delito impropio de omisión de torturas seguidas de muerte.

 

LUÍS DOMINGO FAVOLE

Favole fue designado como médico de Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata e ingresó bajo el grado de Adjuntor el 4 de julio de 1977.

La responsabilidad deriva de que en función de medico y como profesional de la medicina permitió que Pinto permaneciera en una celda de castigo en circunstancias perjudiciales para la salud.

El fiscal calificó al imputado como autor material del delito impropio de omisión de torturas seguidas de muerte.

 

RAÚL ANÍBAL REBAYNERA

Con las pruebas recavadas se puede determinar que entre el 24 y el 25 de Julio de 1977 un grupo indeterminado de miembros del Servicio Penitenciario Bonaerense -entre los que se encontraba Raúl Rebaynera, quien se desempeñaba como adjuntor-  aplicó tormentos sobre Marcos Ibáñez Gatica.

En este caso, el fiscal calificó a Raúl Anibal Rebaynera autor material del delito de homicidio agravado en perjuicio de Marcos A. Ibáñez Gatica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s