Próximos Testigos

 LUNES 23

– Miranda, Jose Antonio.
– Slepoy, Carlos Alberto.
– Cipollone, Carmelo.
– Russo.

LUNES 24

– Dr. Adala.
– Dr. Maroni.
– Sbatela, Jose.

Según dijo el Juez Rosansky el pasado martes, la próxima audiencia será el lunes 23 de agosto. Es decir, dos semanas de receso.

Testigos que declararán los días 12 y 13 de julio:

Lunes:
Calvo Alberto Ruben
Ponce, Stella Maris
Muse, Elias
De Antueno, Osvaldo
Fernandez Castillo, Carlos

Martes:
Sbatella, Jose
Versi Yesica Valeria
Torres, Martin
Garcia, Pablo
Grimald, Juan Huberto

Testigos del martes 22 y miércoles 23 de junio

 

Testigos martes 22 de junio

1.- Mela, Salvador

2.- Bettiol, Carlos Martín

3.- Gutiérrez, Carlos Mario

4.- Vecchio, Carlos Ángel

5.- Poggio, Gustavo

6.- Tricheri, Amalia Lis

7.- Fernández, Alfredo Oscar

8.- Cipollone, Carmelo

9.- Amerio, Luís

10.- Zanolla, Jorge Livio

 

Miércoles 23 de junio

1.- Ortíz, Héctor Hugo

2.- Strezelecky, Ricardo Enrique

3.- Argüello, Juan Remigio

4.- Frega, Juan Antonio

5.- Ghigliani, Alejandro Marcos

6.- Matoso, Horacio René

7.- Pardini, Carlos Alberto

8.- Veiga, Jorge Amado

Lunes 14 de junio

Raúl Eduardo Acquaviva. (Confirmado)

Carlos Leonardo Genso. (Confirmado)

Carmelo Vinci. (Confirmado)

Cruz Jorge.

Duarte Jorge

Garcia Olivera

Miguel Amado.

Martes 15 de junio

Jerónimo Nest

Adolfo Pérez Esquivel (confirmado).

Sacarías Acosta Waldoni.

José Luís Lafraga.

Carlos Michelini.

Jorge Maroni.

Salvador Mela.

Caldora.(confirmado)

 

 

Testigos del Lunes 7 de junio

Alicia Susana Julia Quirós de Rapaport

Dr. Alberto Raúl Ferreres

Mario Ernesto Colonna

Rafael Alberto Moreno Kiernan

Testigos del Lunes 17 y Martes 18

Lunes 17 de Mayo
Niselsky, Pedro
Mainer,Juan
Zelaya, Dora Nelly
Andenmatten, David
Battaglia, Alfredo Nicolas

Martes 18 de Mayo

 
Paris, Eduardo Victorio
Herrera, Javier Marcelino
Puz, Dionisio

 

 

Lunes 10 a partir de las 9:30 hs:

Dalmiro Suárez, Rubén Aníbal Jantzon, Julio Menajovsky, Alberto Calvo y José María Iglesias

 
 
 
 
 
 

 

Martes 11 a partir de las 9:30 hs

Jorge Taiana, Luis Farina, Rodolfo Páez, Luis E. Bloga y Luis E. Córdoba

 

Dalmiro Ismael, Arístides Benjamín, Fidelia Nora, Omar Gedalio y Nelfa Rufina. Cinco hermanos santiagueños, todos vivían en Don Bosco, Quilmes y Lomas de Zamora. María Ester Alonso, Olga Luteral y Víctor Manuel Taboada, parejas, esposas y esposos de estos hermanos. Todos fueron detenidos entre noviembre de 1974 y febrero del ’77. Solo Dalmiro y Nelfa pueden dar testimonio del horror.

Silvia Nieves Negro señaló en el Juicio por la Verdad (17-09-03), cuando se encontraba detenida-desaparecida en el Pozo de Banfield:

“…del que más recuerdo es del que estaba al lado mío, era Dalmiro Suárez, y después había una hermana de él, que se llama Nelfa Suárez y en la celda de atrás, en el día que nosotros ingresamos, al día siguiente se sentía que alguien se quejaba de dolor permanentemente y, horas después la sacan a esa persona, se siente mucho ruido como que entra gente con botas y que sé yo, se lo llevan  y bueno no se escucha nada más, posteriormente después supe que era Víctor Taboada el que había estado ahí, que lo sacaron y lo, lo fusilaron y lo tiraron…”

 2.- Rubén Aníbal Jantzon

Empleado de la oficina de Estadísticas y Censos, detenido en su lugar de trabajo en enero de 1975 y llevado por la fuerza al Departamento de Informaciones Policiales (DIP) de Santiago del Estero. Allí Jantzon fue torturado por Ramiro López, Tomás Garbi y Antonio Musa Azar. El joven era dirigente socialista del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ingeniería Forestal de la Universidad Nacional de Santiago del Estero y en ese rol firmaba solicitadas en los diarios reclamando por reivindicaciones de los estudiantes y de los trabajadores forestales. “De los interrogatorios que le realizaban, se desprende que lo consideraban un opositor al gobierno de Carlos Juárez y suponían que estaba relacionado a organizaciones ilegales“, se lee en el fallo.

Según su testimonio, durante los interrogatorios a los que fue sometido incluían golpes, inmersiones en aguas conocidas como “bañadera“, ahogos con bolsas plásticas, golpes en la planta de los pies y en las orejas llamadas “el teléfono”, descargas eléctricas en el cuerpo (picanas) y golpes de todo tipo.

Después fue trasladado a la Escuela de Policía, donde continuaron los tormentos y maltratos durante 15 días. Luego, su detención fue “blanqueada” y trasladado al penal de varones donde permaneció hasta noviembre de 1976. Allí protagonizó la protesta del 17 de julio de 1975 en contra del traslado de presos a la DIP, donde eran brutalmente torturados. Ingresó a la U9 28 de noviembre de 1976, egresó el 15 de mayo de 1979

 3.- Julio Menajovsky

“… Luego pasaron a la zapatilla, una especialidad de los oficiales Peratta y Guerrero. No era otra cosa que zapatillazos en la palma de los pies hasta quedar anestesiados de tanto dolor que luego de un rato se convierten en agujas que perforan el cerebro, vaya creatividad la de esos seres despreciables”

Fotoperiodista y docente universitario. Fue militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores. El 6 de septiembre de 1974 fue secuestrado y al día siguiente legalizado en la cárcel de Villa Devoto. Estuvo preso en distintas cárceles del país entre 1974 y 1982. Ese año se exilió en Francia y volvió en 1985.

 4.- Alberto Calvo

Nació en Zarate el 15 de diciembre de 1945, amigo del Dr. Juan Carlos Deghi y de José María Iglesias.

Fue detenido en Zárate el 27 de marzo de 1976, los primeros cuatro días los pasó en un calabozo de la comisaría de esa localidad. “Era tratado como si fuera un criminal peligroso“, aseguró el 13 de Junio de 2001 ante la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata en el Juicio por la Verdad. Posteriormente fue trasladado al buque “Murature”, “en donde empezaron los interrogatorios y las torturas“, y luego al centro clandestino “El Tolueno”, que funcionaba en una fábrica militar de esa zona. Es decir, tuvo el mismo recorrido que el ex detenido José María Iglesias, según el testimonio que brindó hace dos semanas.

En “El Tolueno” estuvo detenido junto a otras personas en el interior de un tanque vacío. “Como tenía restos del material con el que se preparaban los pegamentos -relató-, todos estuvimos medio drogados por unos días”.

Después fue llevado al Tiro Federal de Campana, donde dijo que se hacían simulacros de fusilamiento, y más tarde a una comisaría de Moreno. Calvo vivió todos estos traslados junto a otro grupo de personas de Zárate, entre los que mencionó a Eduardo París, Marcelino López, Luis Comaqui y un colectivero de apellido Juárez.

El ex detenido precisó que entre el 1 y el 2 de mayo de 1976 partieron de Campo de Mayo tres camiones con detenidos que fueron a parar a la Unidad 9 de La Plata, a la cárcel de Devoto y a la unidad penitenciaria de Sierra Chica.

Calvo dijo que lo llevaron a la U9 de La Plata, y que él y las otras personas fueron las primeras en llegar de otra ciudad que no fuera la capital bonaerense. Después, aseguró, empezaron a llegar detenidos de distintos puntos del país.Recordó un episodio en el que se enteró que el jefe de Policía, Ramón Camps, concurrió personalmente a la cárcel a pegarle a los detenidos.

Durante su extensa declaración, Alberto Calvo habló también del asesinato de Juan Carlos Deghi, ocurrido horas después de ser liberado de la U9 en la noche del 20 de marzo de 1978.

En la cárcel habíamos escuchado que a algunas liberaciones les seguía un nuevo secuestro y desaparición“, rememoró Calvo y agregó que presintió que eso le pasaría a Deghi. El cuerpo sin vida del abogado fue encontrado dos días después de su liberación, en el kilómetro 20 de la ruta 36.

 5.- José María Iglesias Fernández

Periodista nacido en Zárate el 26 de febrero de 1928, gran amigo del Dr. Juan Carlos Deghi y compañero de militancia de tipo cultural y cooperativista desde los años 50.

Trabajaron juntos en la fundación del Círculo Popular de Cultura, varias bibliotecas, la Cooperativa Martín Fierro, la Cooperativa de los Químicos, la Cooperativa Mosaístas, la Cooperativa de Transporte y la Cooperativa Eléctrica de Zarate, entre otras. “…el Banco Cooperativo por ejemplo, en el cual militábamos y trabajábamos juntos, llegó a manejar más que la actividad del Banco de la Nación y el Banco de la Provincia juntos” manifestó en el Juicio por la Verdad el 30 de mayo de 2001.

Iglesias fue secuestrado en Zárate (norte de la provincia de Buenos Aires) el 27 de marzo de 1976 por personal de Prefectura Marítima, y llevado al Arsenal de Artillería de Marina, donde estuvo una noche. Después fue trasladado a una comisaría de esa ciudad.

Estuvo detenido allí pocos días, hasta ser trasladado a un barco anclado en el muelle del Arsenal de Marina. “Ahí me torturaron por primera vez“, señaló Iglesias. Y agregó que en ese centro clandestino de detención pudo identificar a uno de sus torturadores: “Era el ‘Chino’ García Storni, y era muy conocido en Zárate“, explicó.

Unos días más tarde fue trasladado a un barco de la Armada, al cual identificó posteriormente como el “Murature”. En ese lugar también fue torturado. “Nunca me preguntaron otra cosa que cuál era mi nombre de guerra y quiénes eran mis compañeros“, contó el testigo.

También allí permaneció poco tiempo. Fue llevado en lancha al centro clandestino de detención que en el libro “Memoria Debida“, de José Luis D’Andrea Mohr, figura como “el Tolueno”, en Campana.

Ahí hubo golpes e interrogatorios. Nos tenían a todos metidos adentro de una pileta de natación“, relató el ex detenido. Después fue trasladado, junto con otros prisioneros, al Tiro Federal de Campana, donde nuevamente fue interrogado. “Éramos torturados en grupo. No nos sacaban de ahí. Había mujeres que eran violadas en ese lugar, mientras estábamos todos allí“, manifestó.

Iglesias comentó que a principio de los ’90 -durante su exilio en México- lo llamaron por teléfono para decirle que podía encontrar los cadáveres de sus amigos, y que estaban enterrados en el Tiro Federal de Campana. Cuando regresó al país dos años después se contactó con el ex detenido Alberto Calvo, y fueron juntos a visitar el lugar.

Vimos indicios de que era posible que hubiera habido enterramientos; había hileras de baldosas hundidas y de un color distinto al de todas las demás, y eso demostraba que ahí había pasado algo“, afirmó en su testimonio.

Entre 1996 y 1997, Iglesias realizó gestiones ante el diputado Alfredo Bravo y ante el Equipo Argentino de Antropología Forense para que se abriera una investigación al respecto. “Todavía no hubo noticias“, dijo.

Después de unos días de estar secuestrado en Campana, fue trasladado al centro clandestino conocido como “Pozo de Banfield”. “Fue donde más me torturaron“, indicó.

En un momento me dijeron que tenían detenida a mi hija y que la iban a torturar y violar delante mío. No era cierto, pero fue lo peor que me pudo pasar“, expresó el testigo. Y añadió: “Lo que yo quería era morirme, de haber podido me hubiera suicidado. Mi vida estaba en manos de estos criminales“.

Iglesias dijo que en el “Pozo de Banfield” eran comunes los simulacros de fusilamiento, y que “en dos o tres oportunidades fuimos drogados“.

Después de estar cerca de seis días secuestrado en ese centro, fue llevado al Hospital de Gendarmería de Campo de Mayo, donde logró recuperarse parcialmente de los efectos de la tortura y el cautiverio.

Fue en ese hospital que Iglesias pudo encontrarse con el abogado Juan Carlos Deghi. El testigo aseguró que habían estado detenidos juntos, por lo menos, desde el “Pozo de Bánfield”, aunque no pudo recordar si también estaba en los demás lugares por los que había pasado.

Iglesias permaneció detenido-desaparecido durante poco más de un mes hasta ser “blanqueado” y enviado a la cárcel de Devoto. De acuerdo a su ficha criminológica Nº 155.651 ingresó a la Unidad Penal Nº 9 el 28 de septiembre de 1976. El Decreto Nº 398 del 22 de febrero del `77, autorizó su salida del país y tres días más tarde lo trasladaron, junto a Luis Alberto Manso Lucero, a “Detenidos especiales” de la Policía Federal para su posterior salida a México.

 

Testigos del Martes 11:

 1.- Jorge Enrique Taiana

Sociólogo, nacido en Buenos Aires el 31 de mayo de 1950. Hijo de Jorge Alberto Taiana, médico personal de Juan Domingo Perón y ministro de Educación en el último mandato del general.

Militante de la juventud peronista. En “Descamisados” desde antes de que se fusionara con Montoneros, actividad que terminó con su arresto en 1972 recuperando la libertad a través de la amnistía general firmada por Héctor Cámpora.

Estuvo detenido durante siete años, la mayor parte de esos años en el penal de Rawson.

 2.- Luis Julián Farina

Contador Público residente en La Plata. Nació en Italia el 15 de Abril de 1948. Militante de la Juventud Peronista hasta 1974 en la Unidad Básica de La Loma, en la calle 35 entre 22 y 23. La noche del sábado 2 de abril de 1976, “Ginno” estaba estudiando para unos de sus últimos finales en la universidad cuando ingresó a su casa un grupo armado, en ese instante entró su esposa con Roberto Caratoli, empleado telefónico y amigo de ambos, a quien había invitado a cenar. En el momento que van a encapuchar a Caratoli, él intenta escapar por la cocina y le disparan en la rodilla. Los tres fueron trasladados en el baúl de un auto hasta la comisaría 9ª y de ahí al CCD de calle 1 y 60.

En su testimonio ante la Cámara Federal platense recordó el 3 de julio de 2002 que en dos oportunidades fue interrogado por militares dentro del penal. “… me llevaron, me pusieron  también nuevamente una capucha de manera que yo no podía ver quién era, esto dentro del Penal, y me sometieron al mismo interrogatorio, la diferencia es que no me golpearon, no me hicieron nada, pero digamos el ámbito y el clima psicológico era el mismo…

El 12 de Abril de 1976 ingresó al pabellón 11 de la Unidad Penal 9, recuperando su libertad el 17 de  Octubre de 1979.

4.- Luis Eduardo Bloga

Nació en Ensenada el 7 de agosto de 1951. Empleado de Astilleros de Río Santiago en el sector “velerista”. Fue secuestrado de su casa la madrugada del 28 de mayo de 1976 por Fuerzas Conjuntas de Policía, Marina y Ejército. Mientras lo transportaban vendado en un camión percibió que éste se detuvo a dos cuadras de su casa y cargaron más gente, todos fueron llevados al CCD de 1 y 60.

Luís Eduardo Bloga dio testimonio ante la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata el miércoles 13 de septiembre de 2006. Lo llamativo de su testimonio fue que, tras ocho años de iniciado el Juicio por la Verdad, mencionó un lugar donde había sido torturaron desconocido para todos los presentes.

La noche posterior a su secuestro fue trasladado del CCD de 1 y 60, junto a otras cuatro o cinco personas,  en un camión hasta Berisso, “…al costado del camino había como unos escapes de gas”, hasta llegar a una vieja casona, “…Al lado del río, y con olor a  río, que era en el fondo de la calle Río de Janeiro, allá donde está la parada final del micro 214“.

Por decreto 1734/76 ingresó al pabellón 14-B de la U9 el 30 de agosto del 76. En mayo de 1979 fue trasladado a la cárcel de Caseros, el 15 de septiembre de 1980 regresó a la U9 y por decreto 2447 recuperó su libertad vigilada el 22 de noviembre de 1980.

 5.- Luis E. Córdoba

No figura en nuestros archivos de Prensa Luis E. Córdoba. Podría tratarse de Luís Ricardo Córdoba o Luis Pablo Córdoba, ambos estuvieron detenidos en la Unidad Penitenciaria Nº 9.

Luís Ricardo Córdoba es berissense nacido en La Plata, el 28 de mayo de 1946. Pastor evangelista y empleado de Astilleros de Río Santiago delegado de la sección Alistamiento Eléctrico, secuestrado de su casa la mañana del 24 de marzo de 1976, trasladado y torturado al galpón de Automotores de la Escuela Naval de Río Santiago. Después a la Unidad 9 donde permaneció 18 meses.

Luis Pablo Córdoba nació en Santa Fe el 2 de noviembre de 1937. En 1975 debió dejar su trabajo en el periódico y radicarse junto a su esposa en San Nicolás por amenazas de la Triple A, siendo obrero de Somisa en esa ciudad. En 1978 fueron secuestrados y enviados a la Policía Federal de San Nicolás, más tarde fueron trasladados a “La Cacha” donde el matrimonio permaneció 32 días, hasta el 31 de agosto del ’78. Después fueron trasladados al regimiento de La Tablada y más tarde los separaron, Córdoba fue trasladado a la Comisaría 2ª de Avellaneda y su esposa a la Subcomisaria de Echenagucía, para más tarde enviarlos a la cárcel de Vila Devoto donde no los aceptan. Dice Luís Córdoba en su testimonio del Juicio por la Verdad, el 17 de marzo de 2004:

“A partir de que me legalizan, que en Devoto tampoco nos querían, decíamos, el Jefe del Servicio Penitenciario, decía “como van a quedar estos presos en paracaídas, de dónde vienen” y los Militares  decían “vienen acá”, nos mandan de nuevo a La Tablada, después de 40 días volvemos a La Tablada,  hasta que nos hacen una ficha de remisión como los presos comunes y nos alojan en Devoto.”

El 24 de diciembre lo trasladan a la U9 de La Plata. Dice al respecto en su declaración:

“…el 24 de Diciembre me trasladan a La Plata, a la U-9 de La Plata, desde ahí salimos para el Juicio, para el Consejo de Guerra, que se realiza en Palermo el Consejo de Guerra.

Estando en la U9, al declararse incompetente el Consejo de Guerra, que sinceramente fue una payasada ese Consejo de Guerra, porque un General me llevó a pasear por el Regimiento, me mostró unos tanques viejos y me dijo firme acá, y en el momento se declaró incompetente, claro, la acusación era que yo y mi señora íbamos a asaltar el Regimiento de La Tablada, dos personas… no, no tenía consistencia y  nos pasan a San Martín y bueno me presento al Juez Federal, me pregunta donde había estado, le narro lo que ustedes saben y dice `quiere que yo lo acuse a usted que tenía armas, no lo acusaron ellos, váyase’ y me daban la libertad transitoria”.

Esto fue el 14 de Julio de 1979.

T e s t i g o s   d e l   l u n e s   3   d e   m a y o

 

1.- Mogordoy Carecce, Julio César

“Cada vez que lloviznaba, el guardiacárcel Raúl Rebaynera ponía música clásica (Beethoven o Bach) y salía a `cazar’, como él decía. Nos sacaba de las celdas y nos llevaba a los calabozos de castigo para golpearnos. `Si te doy 15 trompadas y no gritás, te volvés a la celda. Sino te quedás 15 días’, te decía”

Nació en Montevideo el 9 de julio de 1950. Militante del PRT-ERP, Julio Mogordoy estaba reunido con seis compañeros en una casa de la calle Honduras esquina Gascón de Capital Federal la noche del 4 de noviembre de 1975, cuando a las diez de la noche subió un grupo de cinco personas de civil de las cuales pudieron identificar a Aníbal Gordon, Raúl Gugielmineti y el comisario Lamadrid quienes decían estar buscando a “Chavela” y “Andrés”, acusados de haber asesinado a alguien llamado Berges. Identificaron como “Chavela” a María Teresa Barbich y le dispararon en el pecho y la cabeza frente a sus compañeros, la tomaron de los cabellos y la remataron. Al instante subió el comisario de la comisaría 21 de la Policía Federal, quien ya había liberado la zona y preguntó que pasó, “nada, había una que estaba armada” le contestaron. El comisario se reconoció mutuamente con el Dr. Norberto Rey, ya que en el 72 lo había arrestado, y se produce un forcejeo; tras otro forcejeo entre la bonaerense y ellos por ver quien se los llevaba, el grupo fue trasladado a la comisaría 21 de esa capital a pesar de que “no eran los órdenes que había”, todos estaban golpeados pero su hermano Washington Mogordoy y el Dr. Norberto Rey además estaban heridos de bala.

Supuestamente el “Andrés” que buscaban era uruguayo y el único con documento de esa nacionalidad era el hermano de Julio, quien es llevado al Hospital Fernández junto al Dr. Rey por sus heridas, donde un grupo de Aníbal Gordon lo secuestra del nosocomio, más tarde otro grupo de la comisaría 21 los secuestra de las garras de Gordon y lo trasladan a la comisaría 21 con los demás, donde alrededor de las cuatro treinta de la madrugada el comisario los reúne y les dice: “Creo que los van a matar, yo hasta acá pude hacer; ahora los tengo que entregar“, rato después los trasladaron hasta la Central de Policía en calle Moreno y a la media hora al centro clandestino “Puente 12” donde fueron torturados todos los días hasta el 22 de diciembre que Julio Mogordoy es trasladado a la Brigada de Avellaneda. El miércoles 7 de enero de 1976 ingresa al Pabellón 2 de la Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata habiendo sido condenado a diez años de prisión tras una apelación a la Cámara Federal, saliendo con libertad condicional el 13 de enero. El 23 de diciembre de 1982 piden nuevamente su captura, pero esa es otra historia. También fue víctima de la requisa del 13 de diciembre de 1976. El 4 de julio 2001 dio su testimonio en el Juicio por la Verdad ante la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata.

 

2.- Podolsky, Jorge Ernesto

“Los pabellones 1 y 2 están destinados a los de la muerte, de acá van a salir o locos o con los pies para adelante”

Sentencia del “Nazi” Raúl Rebaynera a Jorge Podolsky

Ingresó al Pabellón 2 de la Unidad 9 el miércoles 27 de octubre de 1976 hasta el 2 de diciembre de 1978, cuando fue trasladado a la Unidad Nº 2 de Sierra Chica conforme surge en su legajo criminológico Nº 20.189 del S.P.B

Junto con el interno Eduardo Zavala, fue uno de los más castigados en la requisa del 13 de diciembre de 1976. Ernesto Villanueva dijo que aquél día “se ensañan mucho con Jorge (Podolsky) y lo golpean mucho por su condición de judío“.

 

3.- Villanueva, Ernesto Fernando

Licenciado en Sociología de la Universidad de Buenos Aires,  profesor rector de la UBA en 1973, fue preso por la Dictadura militar y luego se exilió en Europa. Ex-Vicerrector de la Universidad Nacional de Quilmes; consultor en Educación y Economía y ex-director del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, ha sido también profesor en las Universidades de Mar del Plata y Frankfurt. Recibió el Premio Oesterheld 2003, que se otorga a los luchadores sociales, por su aporte a la educación argentina, en particular, por su aporte a la educación universitaria.

Ingresó a la Unidad 9 el 27 de octubre de 1976, según el legajo Nº 20.218 permaneció detenido hasta el 2 de diciembre de 1978. En una oportunidad fue sometido a una golpiza terrible junto a Eduardo Jozami por conversar, hecho que recordó Jozami en su testimonio de la semana pasada.

 

4.- Martínez, Carlos Alberto

Estuvo detenido en la U9 desde junio de 1976 y padeció la requisa del 13 de diciembre de 1976. Su detención en la Unidad 9 se encuentra asentada además en una “nómina de internos a disposición eclusiva del PEN y de juzgados”.

 

5.-  Micucci, Horacio Alejandro

Nació en Quilmes el 31 de julio de 1945, era militante del PCR, de profesión bioquímico.

La noche del lunes 12 de mayo de 1975 Micucci salió en el Citroën de su esposa de una reunión en la casa del arquitecto Guillermo Guerini alrededor de las 23 horas. En la esquina de las calles 41 y 15 un Torino blanco lo interceptó y varias personas lo apuntaron con sus armas, sensibilizado por el asesinato de su compañero de militancia, Enrique Rusconi, el 7 de diciembre anterior, salió de su auto y comenzó a correr cuando fue alcanzado por un golpe con la culata de una pistola que lo lastimó pero no logró derribarlo, Micucci ingresó a un restaurante y gritó durante unos veinte minutos por lo que el grupo “oficializó” su detención presentándose como un comando de la Policía Federal de la Delegación La Plata a cargo del Principal Fontana, deteniéndolo y arguyendo una causa por “tenencia de munición de guerra, una pistola 22 y posesión de barras de `gelamón’“, conducido a la Delegación Federal de La Plata y sin que se realizara jamás una investigación. Al día siguiente de su detención cuatro compañeros salieron a realizar pintadas por su liberación siendo secuestrados, asesinados y arrojados sus cadáveres en Berisso, ellos eran Ana María Cameira, David Leiser, Herminia Ruíz y Carlos Polari.

El Fiscal, Argentino Giubiler, no creyó en la veracidad del supuesto testigo presentado por la Federal durante la detención y pidió que declare por qué estaba en ese lugar, pidiendo a la vez su sobreseimiento, el Juez Carlos Luís Molteni cambió al Fiscal, el segundo fiscal lo acusó mientras Micucci fue puesto a disposición del Poder Ejecutivo Nacional al margen de la causa, no obstante la causa siguió su curso resultando absuelto, sin embargo el viernes 16 de mayo de 1975 Micucci pasó a integrar la población de la Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata. El jueves 22 de mayo era asesinado su compañero, Guillermo Guerini.

Ingresó a la Unidad 9 el 16 de mayo de 1975, según surge de la ficha criminológica Nº 148.393 del S.P.B donde se aprecia que no estuvo en la Unidad 9 entre el miércoles 2 y el lunes 7 de agosto de 1978, semana en la que fue llevado al centro clandestino de detención ubicado en Arana donde padeció tormentos. También fue víctima de la requisa del 13 de diciembre de 1976. El 23 de mayo de 1979 Horacio Micucci salió en libertad.

 

6.-  Corvalán, Osvaldo Bernabé

Legajo Conadep de fs. 1453. Ingresó a la Unidad 9 el 28 de noviembre de 1976 y egresó el 24 de febrero de 1981, de acuerdo a su ficha criminológica Nº 156.823, fue víctima de la requisa del 13 de diciembre de 1976.

 

Testigos del próximo Martes 4 de mayo


1.- Urien, Julio César

Nació el 21 de enero de 1950 en San Fernando. Estudió en la Escuela Naval Militar donde obtuvo el Grado de Guardiamarina en 1971. El 17 de noviembre de 1972 encabezó la sublevación de la ESMA, en contra de la dictadura militar y en apoyo al regreso del general Juan Perón. Desde esa fecha fue detenido, hasta el 25 de Mayo de 1973, momento en el que fue liberado por la ley de Amnistía del gobierno del presidente Héctor Cámpora. Integró la Juventud Peronista y la organización Montoneros. Fue perseguido por la Triple A y detenido nuevamente durante la última Dictadura Militar. En la cárcel lideró la resistencia y soportó numerosos tormentos entre los que se incluyen la presencia en varios pabellones de fusilamiento. Fue liberado el 17 de Octubre de 1983. El 17 de noviembre de 2005, el presidente Néstor Kirchner le restituye el grado y es promovido al Grado de Teniente de Fragata (RE) a partir de un Decreto por el cual reconoce a los Ex Guardiamarinas dados de baja obligatoria en la Armada Argentina a partir del 1º de julio de 1974. El 12 de diciembre de 2005 es nombrado por Felipe Solá, presidente del Astillero Río Santiago (ARS).

Según su ficha criminológica Nº 153.694 del S.P.B estuvo detenido en la U9 en dos oportunidades: entre el 8 de junio de 1976 hasta el 5 de enero de 1979 y desde el 19 de abril al 16 de mayo del mismo año.

 

2.- Anguita, Eduardo Alfredo

Nació en Buenos Aires el 5 de mayo de 1953. Es licenciado en Comunicación, docente universitario, periodista en diversos medios gráficos, radiales y televisivos. Fue secretario de Redacción de la Agencia Télam, dirigió un ciclo documental retrospectivo en Antena 3 Televisión de España (El tiempo pasa, corazón), fue gerente de Noticias de Canal 7, dirigió el ciclo Los chicos de todos (45 documentales sobre la situación de la infancia en la Argentina) y director de Contenidos del portal Starmedia. Militante del ERP. Declaró en la CONADEP, ante el Juzgado de Baltasar Garzón y el 23 de mayo de 2001 en el Juicio por la Verdad ante la Cámara Federal Platense donde, en otro orden de cosas testimonió sobre la detención que vivió en la Unidad 9 de La Plata durante la dictadura y reseñó los casos de prisioneros que fueron asesinados, luego de ser puestos en “libertad” y sobre la desaparición de su madre.

Recordó que el 27 de octubre de 1976 fue trasladado desde la cárcel de Devoto hasta la Unidad 9 de La Plata. En enero del año siguiente hubo una reorganización en el penal, en el que “eligieron a los que consideraban presos de Montoneros y presos del ERP. Dijeron que fue por orden del Primer Cuerpo del Ejército”.

El periodista, autor junto a Martín Caparrós de “La Voluntad”, dijo que en enero de 1977 fueron sacados del penal Dardo Cabo y Rufino Pirles, quienes resultaron “acribillados”.

Lo mismo les pasó, quince días después, a Angel Georgiadis y Horacio Rapaport, a cuyos familiares les informaron que habían muerto por suicidio y por un intento de fuga, respectivamente.

Además, en febrero de 1978 también salió de la cárcel Jorge Roberto Petiggiani, que llevaba el nombre falso de “Jorge Roberto García”.

Anguita destacó la responsabilidad del entonces juez Eduardo Marcuar en la desaparición de Petiggiani, ya que fue quien ordenó la libertad del joven, que fue desaparecido inmediatamente.

“García me dijo que no quería ser liberado porque sabía que era una maniobra. Cuando se fue, gritó: “Compañeros, hasta la victoria siempre”.

Al no aparecer su cliente, el abogado Héctor Broken fue a ver al juez preguntando qué había pasado. “Dijeron que no había constancias de que se le haya dado la libertad”, señaló Anguita, y recordó que el juez Marcuar “tenía relación directa con el gobernador de facto”, Ibérico Saint Jean.

El testigo agregó que el mismo procedimiento se realizó con los prisioneros Gonzalo Carranza y Guillermo Segalli.

Anguita aseguró que a mediados de 1978, su madre, Matilde Vara, fue secuestrada en su lugar de trabajo en la Avenida de Mayo, al lado del Café Tortoni. “Le dijeron que podía hacer una llamada y avisó a mi cuñado, diciendo que eran policías federales“, explicó Eduardo Anguita.

El periodista agregó que “hasta el día de hoy no apareció”, y que “siento orgullo por la lucha que hizo para recuperar mi libertad”, en referencia a los habeas corpus que la mujer presentó por él. Fue liberado el 2 de diciembre de 1978 según obra en su legajo criminológico Nº 20.142 del S.P.B

 

3.- Elizalde Leal, Alberto Clodomiro

Nació en La Plata el 17 de febrero de 1950. Fue detenido el 6 de septiembre de 1973 por el copamiento del Comando de Sanidad del Ejército, junto a otros compañeros. Transitó por las cárceles de Devoto, Caseros vieja, Chaco, Río Gallegos, Rawson, Sierra Chica, La Plata y Devoto nuevamente.

El 10 de julio de 2001 dio testimonio en el Juicio por la Verdad donde afirmó que su familia fue secuestrada mientras él se encontraba detenido en la Unidad Penal Nº 9 de La Plata señalando que en esa época los familiares de presos políticos ya sufrían persecuciones y amenazas. “En 1974 mi madre me fue a visitar a Río Gallegos. Le pusieron un arma debajo de la almohada en el hotel y la tuvieron detenida unos días por portación ilegal de armas“.

“Con el golpe de estado, (las cárceles) se convirtieron en una especie de réplica de los campos de concentración”, expresó Elizalde. Y añadió: “A fines del ’76, me trasladaron de Devoto a la U9, y allí nos recibió un comité de bienvenida que nos hizo desnudar, nos golpeó y nos puso en celdas de castigo”.

La madre y la hermana de Alberto formaban parte, desde 1975, de un comité de familiares de detenidos que hacía gestiones para denunciar las condiciones inhumanas de alojamiento en las cárceles. “La desaparición de mi familia estuvo relacionada con la solidaridad que tenía con los presos políticos, y con el hecho de que eran parientes de uno”, manifestó en esa oportunidad.

El 19 de enero de 1977, Delia Avilés visitó a su hijo en la U9. “Quedó en que iba a volver una semana después, pero el 26 de enero no apareció”, contó el ex detenido. Y agregó: “Ella venía siempre con la madre de otro detenido. Después este chico me contó que su mamá había pasado por mi casa a buscarla el 25, pero que encontró la casa vacía, muy revuelta, y con la puerta entreabierta”.

“Tomé conciencia de que los habían secuestrado, pero yo no podía hacer nada desde la cárcel”, dijo Elizalde. El mismo día en que visitó la U9 por última vez, Delia Avilés presentó un recurso de amparo pidiendo mejoras en las condiciones de detención en ese penal. “Evidentemente tuvo resultado muy negativo, porque a los dos o tres días se la llevaron”, comentó el hijo de la desaparecida.

El testigo indicó que hace pocos años pudo contactarse con la propietaria de la casa vecina a la de la familia Elizalde, en Ensenada. “Me dijo que unos hombres se habían llevado a mi madre y mis hermanos, y que al día siguiente, volvieron y se llevaron todo, desde bombitas eléctricas hasta una mesada”, recordó.

“En esos días, también se llevaron a Cristina Constantini, mi novia en ese momento”, aseguró el ex detenido, pero agregó que no tuvo ningún tipo de información sobre su secuestro. Constantini permanece desaparecida.

Añadió el testigo que “en tiempos de democracia mandé desde la cárcel por correspondencia legal pedidos a los juzgados, pero nunca llegaron. Se ve que el Servicio Penitenciario no enviaba esa información a los juzgados”. En 1984, Elizalde presentó ante la CONADEP el caso de la desaparición de sus familiares.

El ex detenido habló sobre su experiencia en la U9. “Bastaba con mirar para un costado en la fila para que a uno lo llevaran a los calabozos y empezaran las golpizas”, describió. E ironizó: “Apenas llegamos nos sacaron todo el material de lectura, y después me enteré de que con eso hicieron una quema pública. Eran novelas de Balzac, cosas como esa, que son muy subversivas”.

“En los llamados ‘Pabellones de la Muerte’ los presos eran como rehenes de los militares: en la medida en que hubiera acciones de la guerrilla, sacaban gente de ahí para matarla”, afirmó Elizalde.

El testigo recordó la oportunidad en que una comisión de la Cruz Roja Internacional realizó una inspección en el penal. “Su función, en realidad, era constatar que no estuviéramos muertos o demasiado rotos, y que nos dieran de comer algo”, dijo el ex detenido. “Pero no hicieron nada.

Recopilaban información y hacían una recomendación al gobierno que no se hacía pública”, agregó.

También señaló que los detenidos de la U9 tenían miedo de salir en libertad, debido a que era frecuente que las personas liberadas fueran secuestradas o asesinadas al salir. “No queríamos interponer recursos ni que se concretara la libertad porque nos dábamos cuenta que el riesgo era más alto”, expresó.

 

4.- Marotta, Gabriel Oscar

Platense, profesor de Música y director de coros. Previo a su detención, hacía ya un año que se había radicado en Buenos Aires por amenazas de muerte recibidas por su actividad gremial como Delegado de la Sección Mecánica de Astilleros Río Santiago.

Cuando el Ejército tomó la Fábrica donde trabajaba y secuestró a la totalidad de la Comisión interna, su situación se volvió insostenible y regresó a La Plata.

Cerca del mediodía del 29 de abril de 1976 Marotta salió de la casa de un amigo, en calle 71 y 28, donde se ocultaba y cuando se disponía a subir al auto de su amigo notó que la puerta estaba forzada y faltaba la documentación del auto en tanto personal policial que declaró ser de la comisaría 5ª le pidió sus documentos mientras lo apuntaban con sus armas. Al no poseerlos le pidieron que se traslade en el auto hasta la comisaría en tanto ellos lo seguirían. Transitando por calle 71, al llegar a la avenida 13 le dispararon con un FAL desde el patrullero mientras otro patrullero se le atravesó y sus ocupantes disparaban también, recibiendo tres impactos de bala: uno en el brazo, otro en la nuca y otro en la pierna. Su auto se detuvo y por un instante perdió el conocimiento mientras muchos vecinos se acercaban hasta su automóvil, de inmediato recobró el conocimiento y corrió por avenida 13 pero por la pérdida de sangre se desmayó a los pocos metros. Se despertó entrando al Policlínico trasladado por los policías, esa misma noche lo trasladaron al hospital de la Unidad Penitenciaria Nº 1 de Olmos donde fue operado.

Se observa en la causa 14.216/03 caratulada “Suárez Mason Carlos y otros sobre privación i legal de la l ibertad…” dice:

“Conforme surge del Legajo 800, Gabriel Marotta fue detenido el 29 de abril de 1976 en la ciudad de La Plata, en la vía pública, por personas uniformadas con ropa de la Policía, ocasión en la que fue herido de bala e internado en el Hospital Gral. San Martín y posteriormente derivado a la cárcel de Olmos; habiendo sido tal traslado ordenado por el Jefe del Regimiento 7 de Infantería del Área Operacional 113. Luego, fue trasladado al centro de detención “El Vesubio”, donde permaneció tres días para ser posteriormente reintegrado a la Unidad penal.

De la declaración que prestara su esposa, Graciela Alicia Dellatorre, a fs. 1628/37 de la causa 1800 “Fiscal Armando Benet s/denuncia“, surge que en ocasión de encontrarse en cautiverio en “El Vesubio”, en una oportunidad trajeron al lugar a su marido Gabriel Marotta a quien permitieron que tocara, pudiendo comprobar que estaba vendado y tenía un yeso en el pecho. La permanencia de Marotta en dicho lugar se habría extendido por tres días para luego ser llevado nuevamente a Olmos hasta que recuperó su libertad bajo el régimen de libertad vigilada en el año 1982.”

Lo cierto es que varias veces fue llevado al Vesubio para ser interrogado sobre el paradero de sus compañeros de Astilleros y en algunas ocasiones pasó por “1 y 60” antes de ser devuelto al penal de Olmos hasta que, por último, el 27 de octubre de 1976 ingresa a la U9 según obra en su legajo Nº 20.055 del S.P.B siendo liberado en 1982 y quedando con libertad vigilada por un año y medio más.

 

5.- Acquaviva, Raúl Eduardo

De acuerdo a la ficha criminológica Nº 155.404 del S.P.B Acquaviva habría ingresado a la Unidad 9 el 27 de septiembre de 1976 y fue liberado el 22 de mayo de 1979, lo cierto es que su ingreso se produjo 23 días antes. También fue víctima de la requisa del 13 de diciembre de 1976.

6 thoughts on “Próximos Testigos

  1. Estuve preso más de ocho años y junto con Gabriel Marotta en el pabellón 4 unidad 9. Es un musico de gran calidad,una gran persona. No lo veo hace 30 años. Vivo en Suecia. Escribi un libro. Dias de Prisión, memorias de sierra chica, caseros, la plata u 9. Cuento sobre Marotta. Si estan interesados se los mando en link.Se puede leer gratis por internet. Un abrazo al cabezón Marotta del capi
    Pd. contesteme ! Gracias
    Osvaldo César Gasparini

    • Osvaldo! Me interesa particularmente de sobremanera poder acceder al link donde está el libro de tu testimonio.
      Soy historiador, y es una manera de acercar otra historia a los chicos, comenzar a ser más críticos, a sospechar de las historias oficiales y a tomar la punta de la historia…
      Un abrazo y gracias!

  2. Respecto de los testigos del 23 de junio, a que año estan refiriendose??? El testigo numero 7, Carlos A: Pardini, no puede ser testigo de ninguna causa de febrero de 2005 porque murio. Soy su hija mayos, Andrea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s